jueves

CUIDATE Y LUCHA LUCIA

Escribo esta entrada desde el dolor, desde la desesperanza de quien ve como la crisis hace mella en su familia, la de la foto es mi hija Lucía (el otro soy yo), la foto la hicimos ayer después de cenar juntos en una noche de despedida. El próximo martes la llevaré a Málaga para tomar un vuelo hacia Bristol (U.K.) donde intentará “buscarse la vida”.


Este viaje es una consecuencia evidente de la crisis, después de años de sacrificio de su madre y mío, después de años de estudio para conseguir un título y un Master y ante las nulas perspectivas de encontrar algo en que trabajar, ella y tres compañeras intentarán la “aventura Europea”.

No llevan trabajo concertado y apenas una habitación donde dormir, el plan es buscar trabajo de lo que sea, que les permita vivir y estudiar el idioma, para optar a hacer valer su titulación en Trabajo Social, inútil ahora en un país como el nuestro donde el próximo domingo triunfará la derecha que propone los recortes sociales y laborales como aceite de ricino para salir de la crisis.

Mis 32 años de trabajo no me permiten darle a mi hija aquello que mi padre buscó para mí, un puesto de trabajo. Me avergüenzo de la situación porque, no nos engañemos, somos nosotros, los de mi generación los que hemos permitido que esto ocurra, no podemos mirar hacia otro lado, no podemos culpabilizar al sistema que es tan defectuoso ahora como hace años, pero acomodados en la “ficticia” abundancia preferimos entonces no “mojarnos” , no implicarnos en las reformas necesarias. Ahora vemos que a nuestros hijos solo le podemos ofrecer el "destierro" o las penurias de un trabajo mal pagado y hacemos estación de penitencia detrás de los “indignados” seguros de los errores existentes pero sin la convicción de poder solucionarlos.
Buena suerte Lucía, Cuídate y lucha.


Saludos Okawango.

7 comentarios:

  1. Debe ser muy doloroso como los hijos se despegan de nosotros, siempre los queremos tener a nuestro lado, mis hijas son aun pequeñas, pero llegara el momento como nos ocurrio a nosotros, levantaran el vuelo y se me partira el corazon, pero asi es la vida, me acuerdo mucho de mi madre cuando decidi dar el paso y lanzarme al vacio, mi madre era un mar de lagrimas, queria y no queria que me fuera, sabia que lo haria de un momento a otro, es ley de vida. Ahora le toca a Lucia despegar, volar en fin vivir. Buena suerte Lucia y a los padres mucho animo.....Fran

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu apoyo Fran, lo que dices es verdad, siempre hay un momento en que el polluelo salta al vacío para iniciar su vida, pero durante años perseveré en la idea de que la educación haría que el aterrizaje en el mundo laboral fuera mas llevadero, tendría mas oportunidades de "escoger" donde posarse o seguir volando, pero este mundo no piensa lo mismo. En fin , espero que todo le vaya bien.

    ResponderEliminar
  3. Nací en 1976 y también ha sido muy difícil para mí y para muchos de los que ahora andamos entre los 30 y 35 años.
    Estudié, di algunos tumbos (más de la cuenta, ahora que puedo mirar hacia atrás con la perspectiva del tiempo), me llegué a encontrar bastante perdido, desnortado, con una situación familiar de padres bastante mayores que hacía más imperiosa la necesidad de 'solucionarme' la vida cuanto antes y también ayudarles a ellos.
    Con determinación, de la auténtica, de la que casi nunca antes había tenido y mucho esfuerzo, conseguí hace ya unos años labrarme un porvenir.
    Ahora vivo bien, no me quejo.
    Pero muchos de mis compañeros de estudio siguen pasándolo mal, sin encontrar esa mínima independencia económica que es la base para poder satisfacer esas necesidades básicas de la Pirámide de Maslow.
    Y sí, amigo Okawango, ya que lo has dicho tú mismo, creo que los de vuestra generación tenéis mucha culpa de lo que está pasando en este país. Al menos, resulta ciertamente alentador constatar que algunos lo reconocéis.
    Hace falta que la gente joven tomemos las riendas del país. Hay mucha gente formada, capaz y comprometida. Por favor, 'cincuentones', apártense y déjennos a nosotros un mínimo de capacidad de acción.
    ¡Ánimo Lucía! Aprieta, lucha, que no es imposible.

    ResponderEliminar
  4. Me sumo a tu pesar.
    No te sientas, para nada avergonzado, es la época que nos ha tocado vivir, y es ahora que los jovenes sufren y acusan...pero la responsabilidad no ha sido de nuestra generación que hemos intentado todo y los tiempos nos han sido favorables.
    Estoy segura que con los valores internos que si habrás sabido transmitir a tu hija, tendrá mucha suerte. Mi apoyo y os mando toda mi energia positiva.
    Deseo que sigas bien.

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar ánimo y suerte a tu hija, nuy guapa por cierto, sé que saldrá adelante. Lo penoso de esta situación es que tenga que salir fuera forzada por no tener aqui la oportunidad de labrarse su futuro.
    Mis padres con 13 años me lanzaron a la búsqueda de mi futuro. Yo vivia en un pequeño pueblo, y ellos sabian que alli no tendria el futuro que ellos querian para mi. Ese gesto de ellos se lo agradeceré siempre porque gracias a ellos pude continuar en Jerez con la antigua EGB, seguir con el bachiller y poder hacer estudios universitarios. Si me hubiese quedado en el pueblo, eso no hubiese sido posible. Pocos meses antes de terminar los estudios ya empecé a trabajar y años despues paralelamente tambien construí mi familia. Mi hija ya tiene 17 años, y yo, al igual que mis padres hicieron por mi, haré por ella. Y si eso implica que tenga que salir fuera de España, pues la apoyaré y la ayudaré,.... pero será ella la que tenga que afrontar todos los problemas que le puedan aparecer en esa "aventura" de buscarse la vida fuera de su entorno......... pero como dije al principio, lo penos es eso, salir fuera porque en tu pais no puedes desarrollar lo que has estudiado. ..... y por supuesto no digo que la culpa de la situacion de nuestro pais la tengan los que ahora son cincuentones o cuarentones incluso,.... es muy fácil culpabilizar. Hemos luchado y seguiremos luchando, pero siempre hay barreras que nos impieden avanzar........
    Ánimo y suerte.

    ResponderEliminar
  6. Verás, yo no lo veo con tristeza.
    Sé que es doloroso separarse de los hijos, pero como es ley de vida...
    Por otro lado no te debes avergonzar de nada, tú no tienes culpa de la crisis, ni aunque hubieras hecho lo máximo ¿qué puedes tú o qué puedo yo?
    Debes sentirte muy orgulloso de que tu hija tenga unos estudios y que se busque la vida, aquí, en U.K. o en Pekín.
    Peor sería que no sirviera para nada o que estuviera enferma.
    Ella recordará estos tiempos con cariño, ya lo verás.

    ¡Ánimo para Lucía y para ti!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos Anna, Miguel A., Anabel y María, es muy evidente lo que comentais pero cuando hay que asumirtlo desde el papel de padre cuesta. Pero es bueno escuchar el apoyo de los demás, sé que Lucía luchará y espero que algún día este viaje sea un grato recuerdo que tendrá aquí en su Andalucía natal o en Bristol su vivienda consolidada, como dijo creo que Fellini "e la nave va", y hemos de acptarla. gracias a todos.

    ResponderEliminar