martes

Abril, estamos en Abril

Fue en Abril de 1980 cuando escuché a Pablo Milanés en directo cantar esta canción, hace mas de treinta años ya… !como pasa el tiempo¡. Y fue aquí en Jerez, donde ahora vivo, !quien me lo iba a decir¡. Entonces era un joven ilusionado y curioso que ignoraba que escribiría en su biografía el paso del tiempo, que creía ciegamente que el mundo solo podría caminar hacia un futuro mejor y que él participaría activamente en la mejoría.

Ahora observo con espanto, como el mundo se deteriora a nuestro alrededor y como mi contribución para detenerlo ha sido y es insignificante e inútil.

Pero la música viene siempre a recuperar sensaciones perdidas de un tiempo lejano, estas viejas canciones, como el perfume olvidado en baúl, rescatan de fondo de la memoria momentos que ya no volverán, (¿para que?) y sentimientos que siguen vivos.

Un saludo a todos y perdón por mi silencio

f

…..

También el sol también el sol amado
y como todos los que amamos, sonriente
puede llevar la luz sobre la frente
pero lleva la muerte en el costado.

 
En vano el sol contemplará tendidos
hacia su luz sus brazos seductores
esos brazos donde cuelgan las flores
como en las ramas cuelgan los nidos.

Saludos Okawango

2 comentarios:

  1. Me alegra saber que sigues en la "brecha" bloguera, ya te echaba de menos.

    La sensación es compartida amigo, parece que todos los sacrificios, luchas y golpes que hemos tenido en nuestra vida, no han servido para nada. Pero no quiero pensar que esto es así del todo, quiero tener un rayito de luz, de esperanza. Quiero pensar que hay gente joven que va a acabar con este mamoneo global que nos acogota.
    ¡Ojalá!

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me alegro de leerte María, estoy muy demasiado alejado de mi blog, para lo que me gustaría, porque aunque el ordenador o la línea ADSL no vaya bien, mi cerebro no para de trabajar (por suerte). Espero retomar mis entradas, aunque viendo el patio da repugnancia como camina la civilización y no quiero ser pesimista. Por eso me centro en poemas, música y cine.
      Pienso que son los jóvenes (perro flautas o no) los que pueden acabar con esto, pero me preocupa la manera en que eso sea posible, puede que llegar un día en que "el fin justifique cualquier medio", espero que no.
      Un Beso María.

      Eliminar