miércoles

PEQUEÑA SERENATA DIURNA

A principios de los ochenta fui iniciado en la Nueva Trova Cubana por un compañero de trabajo, un día de primavera fui “llevado” al primer concierto de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés en España, fue exactamente en el “parque Gonzalez Hontoria” de Jerez, allí apelmazados escuchamos atentos e ilusionados los temas que antes había aprendido de las cintas que sonaban en mi radio-cassete Sanyo modelo 2422.
Ahora, cuando la idea comunista se torna en un sueño perdido en un bosque de egoísmo, volver a escuchar canciones de este estandarte de la “cuba libre” se vuelve una reflexión melancólica y surgen preguntas:



  • ¿No existía nada de aquella idea rescatable y adaptable a este mundo naufrago y sin ideales?

  • ¿Ha sido el vacío de un pensamiento antagonista el que ha dado “alas” al capitalismo salvaje?

  • ¿Ha sido la certeza del triunfo la que ha mostrado la cara menos humana y social de occidente, que nos lleva hacia el abismo de la insolidaridad?

  • ¿Existe alguna ideología utópica e imposible a la que puedan agarrarse las nuevas generaciones para plantear el cambio?

  • ¿Acaso, ha supuesto la caída del muro socialista la mejora de las condiciones de vida en alguna parte del mundo?

  • ¿Podemos culpar a quienes no supieron preservar el pensamiento básico de la ideología de izquierda de la corrupción que la destruyó y por ende de lo que pasa en el mundo?...


Preguntas y más preguntas que nadie puede impedir que me haga pero que, en mi ignorancia, no acierto a responder.


Mientras tanto, como quien baja los brazos ante tanto desatino, me refugio en el pasado, cuando escuchábamos a Pablo Milanés y Silvio Rodríguez con su hoy fracasada “Cuba libre” , o a Triana, Imán, Cai, Alameda con su Andalucía resurgente, o a Pink Floyd con su “Shine on your crazy Diamond”, o Génesis con “Supper's Ready”.
La voz clara de un Silvio Rodríguez se remonta a 1975, he escogido una canción, melódica y serena que no busca ningún rédito ideológico, y que solo habla de la felicidad.
Por cierto, si tienes alguna respuesta a mis preguntas…”pásala”

video

1 comentario:

  1. La caída del muro supuso que ya no había por parte de los poderosos de aquí ningún miedo "a los comunistas" y por tanto ya no era necesario que los grandes capitalistas "fueran buenos" y le dieran a los pobrecitos trabajadores la sociedad del bienestar, y pasaron a quitarse la careta de corderito por su faz de lobo. Así nos ha ido, empezamos con Reagan, Thatcher, Bush, Aznar, y así hasta algunos socialistas se han contagiado... así estamos ahora con la izquierda destrozada por una crisis a la que no sabemos dar respuesta social y nos basta con dar tijeretazos y remiendos al capitalismo. Porca miseria! uff que pesimista me ha quedado Fali.

    ResponderEliminar