lunes

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo


Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti

No te salves


video


sábado




"Política, sustantivo: Manejo de los asuntos públicos en beneficio privado."

Ambroise Bierce (1842-1914)

JAEN “UN BROCHE DE ORO EN EL PAÑUELO ANDALUZ”

Cuando viajo me gusta conocer los sitios a primera hora de la mañana, pasear por las despobladas calles, sentir la tibieza del sol que bosteza, oler la humedad del rocío y escuchar las barajas de los establecimientos que abren, el saludo de los comerciantes y aroma de las cafeterías.02_catedral-noche_jaen

Esto fue lo que hice un fin de semana pasado en Jaén, protegido en el anonimato  y con la libertad que da la soledad paseé por las calles mas altas y antiguas de esta ciudad. Y lo que vi me gustó, creo que Jaén es una “pequeña gran” ciudad muy cómoda y acogedora,  asediada por  ejércitos de olivos, no se si sus calles se derraman desde su alcazaba hacia las lomas o intentan escalar las laderas huyendo de la marea de olivares. Puede que le falte dimensión (no espacio) pero esto le da ese encanto de quién no tiene pretensiones de gran ciudad, evitando  sus cargas de tráfico demente, stress y locura colectiva, en Jaén (supongo) que debe existir un ritmo de vida sensato y saludable lejos de las barbaridades sociales que  vemos diariamente en las noticiasImagen116 .

Otro asunto mas importante es la compañía, viajar en solitario está reservado a poetas y atormentados y yo no soy, ni lo uno ni lo otros, yo fui acompañado y, !Que fantástica compañía la que llevé y encontré¡.  Colmado de atenciones y sintiéndome comprendido y querido es mucho mas fácil ser visitante y sentirse como en casa. Sin decir nombres, ellos lo saben, quiero a gradecer de modo infinito a mis anfitriones y a mis acompañantes lo bien que me trataron y reiterarles lo mucho que les aprecio.

Espero que esta no sea mi última visita a Jaén, tiene aún muchos rincones que mostrarme y con los mismos amigos tengo muchos buenos momentos que vivir.